27 nov. 2009

Las tías y el hablar de ropa...

No sé contar la de veces que he me he visto metido sin querer en una conversación de ropa con mujeres...
Podemos estar hablando de cualquier cosa, qué rápidamente se ponen a hablar de ropa...Cualquier comentario que tenga lo más mínimo que ver con ropa es suficiente para ponerse a hablar de ella.
Que si me he comprado esto, que si me he comprado lo otro, que si quiero comprarme esto...
Y con todo lujo de detalles..."La falda era fucsia (se escribe así fucsia?), con unos "no sé qués" a juego..." pero además se ponen a contarte cómo lo compraron: "Fui primero a Zara...lo devolví porque no me iba bien con el bolso...Así que estuve en la planta x del corte inglés buscando un no sé qué....Y vi una chaqueta más mona tía...." Y ahí ya se ponen a contarte la historia de la chaqueta mona.....por fín, cuando te cuentan lo de la chaqueta mona, vuelven a la historia de antes.....y bla bla bla...
Si te cuentan algo acerca de una ceremonia, boda, graduación, o lo que sea, te tienen que contar con detalle como iban vestidas...LLevaba un tal, con un pascual, con tacones, y las manoletinas en el bolso pa cuando me duelan los pies....Y luego viene la réplica de la compañera, que te cuenta como fue ella vestida......y venga.....y yo ahí aguantando el tirón...asintiendo como tonto mientras pienso en mis praderas verdes a lomos de mi caballo blanco y mi melena morena llevada por el viento, y pienso en que esa imagen que me estoy haciendo de mi mismo quedaría mejor con el pecho descubierto luciendo unos marcados abdominales...pero bueno, eso son mis sueños...
En ocasiones, interrumpo la conversación diciendo lo simple que soy yo vistiendo, lo simple que fui vestido a la boda mi tío, etc. En un intento de hacer ver lo ridículo de la conversación. Pero no hay manera.
Ejemplos que me han pasado:
Íbamos paseando por la calle cuando aparece una chica con unos zapatos que llamaban mucho la atención. A lo que yo dije: "Vaya zapatos.....colega....."
Fémina 1: jajaja...pues sí la verdad...
Fémina 2: Ay tía! Pues me tengo que comprar unos porque el mes que viene se casa mi prima la del pueblo.
Fémina 1: Pues yo tengo unos mu chulos, si quieres te los presto.....
Se jodió la cosa.... el resto de lo que iba a ser un plácido paseo de domingo, comiendo pipas y hablando de cosas distendidas y agradables, se convirtió en una tortura para mis oidos....Aguanté como pude, gracias a mis praderas y mi caballo blanco...
Ejemplo 2 (con este tengo hasta pesadillas...):
Estábamos en la escuela de idiomas, haciendo un ejercicio de Speaking que consistía en contar una anécdota pasada de tu vida. Yo conté como copié en un examen de literatura. La fémina que habló después mía saltó con lo siguiente (en inglés claro): "Yo conocí a la famosa X. Era una mujer muy elegante.....--peligro...-- Llevaba puesta una falda plateada, con tacones largos, un palabra de honor y una rosa en el pecho...."
En el momento en que mis oídos escucharon "She was wearing..." las orejas se me echaron ligeramente para atrás, como consecuencia de ello, las gafas elevaron su posición, la respiración se me cortó instantáneamente y la ceja izquierda se me levantó sola..."Ya estamos..." --pensé.
De lo que más habló en su anécdota fue de como iba vestida X...Pero por Dios, te puedes ceñir a contar la anécdota en sí? Pues no, pero es que la teacher además le estaba prestando una atención que parecía que en su mente ya estaba maquinando comprarse algo parecido...Ay que ver ..
Pero qué extraño es el ser humano..Cuánta importancia le da la hembra a vestirse bien, a engalanarse, o como yo digo....tunearse...El ser humano es la única especie, creo, en el que la hembra es la que se engalana para atraer a los machos. En todas las demás especies es el macho quien muestra sus mejores coloridos, sus mejores cuernos, sus mejores colas, sus mejores plumas , etc, para atraer a las hembras. Es decir, en las demás especies es el macho quien se engalana y quien muestra un interés real en su aspecto.
Diréis que hoy en día hay muchos hombres que se "cuidan". Pero no es la regla general, al contrario, son las mujeres las que más empeño ponen en arreglarse.
Chicas, lectoras, no os ofendáis, no lo hago con esa intención. Sólo que a veces ese tema...buff....raya.
Para que veáis que no es por ofender, en otro post escribiré acerca de los tíos y cuando nos ponemos a hablar de fútbol, la burradas que se dicen y las mentiras ( que son muchas) que se cuentan en una conversación típica de barra de bar. Pero eso, es otra historia.

11 vueltas más:

Isra dijo...

es q si eh?jajaja

lo q m gusta de ellas, es q existen mil colores más q para nosotros

fucsia, caoba, miel... q percepción!!

Silencios dijo...

Jajajajajajaja

Yo soy mujer, y no me gusta hablar de trapitos, debo ser muy rarita, es más, ir de tiendas me agobia.

Mil besitos cielo.

Pd: He tenido problemas técnicos con los otros blogs. En fin, así es la vida

Angus dijo...

Excelentes letras. Me encanta lo que has escrito.

estoy_viva dijo...

Dime una cosa a que te gusta que una chica vista bien, vaya bien maquillada...pues si a todo eso dices que Si para que te quejas...jaja
Ademas que es muy divertido hablar de esto, es que los hombres no sabeis mas que hablar de coches..motos, tias..etc...
Feliz fin de semana
Con cariño
MARI

Menda. dijo...

Yo no me ofendo, detesto ir de compras y detesto hablar de modas. Allá cada cual. ¿Te evades en una pradera vislumbrando un blanco córcel? Qué grande, Antoñito, qué grande.

Stanley Kowalski dijo...

Y al que le quepa el sayo que se lo ponga! Me encantó lo del corcel!!

Muchas gracias por tu visita, y a comer spaghetti! Jajajaja!!!!

BESOTES Y BUEN FINDE!

LatitadeAlmendras dijo...

jajaja justo iba yo a decir eso, que a mi me pasa algo parecido cuando mis amigos se ponen con el futbol.

yo no soy muy de ropa y trapitos, pero si es verdad que alguna vez sale el tema.

un beso!

C. Chase dijo...

Es una crítica graciosa y cierta estadísticamente. Pero creo que deberíamos callarnos, porque los hombres, estadísticamente, tenemos (tienen) otros puntos flacos.


Por ejemplo el fútbol.

¡Un saludo!

CAÓTICA dijo...

jijiji, me ha encantado, aunque como bien dices, es parecido a cuando los hombres hablais de fútbol, o deportes en general...bueno, te dejo que tengo que ir a recojer mis zapatos de cuña negros al zapatero, que me apretaban un poco cuando me los compré, pero es que eran tan monos!!!no los pude dejar allí, jijiji.saludos, volveré

Dedicatorias dijo...

Querido Antoñito:
Vengo aqui desde mi blog con la sana intencion de invitarte a él.
Te espero con una tacita de cafe y chocolate.
Con permiso (ISRA no te olvides del Sepia que a mi me guuussta!!!)
Besos dedicados desde mi blog

C. Chase dijo...

"Y puede que se disculpen, pero realmente sin hacerlo."


No sabes lo familiar que me suena eso.