24 may. 2011

"Tienes cosas de niño de 15 años"

Bueno, vaya frase más recurrida por el español medio de 25 a 35 años aprox. Desde luego que buena salida para cuando queremos hacer ver que la acción de alguien no es precisamente la que tú quieres. Pero vamos a ver, querid@s españoles medios de 25 a 35...este vuestra edad es crítica, estamos medio que entre la juventud y la adultez propiamente dicha. Nuestra mente se agarra como sea a los últimos eslabones de la cadena de la juventud...pero de la buena juventud: la adolescencia. De modo que os entra un conflicto mental en el que realmente no sabeis si estáis actuando bien o mal, no sabeis si actuáis con madurez o no. Pues bien, yo aquí, Antoñito, voy a resolver el problema: los "maduros" somos los más inmaduros que hay, somos nosotros los verdaderos niños de 15 años (ya véis que me incluyo, luego se aceptan quinielas sobre mi edad). ¿Creéis que los niñatos de 15 años se complican tanto la vida? ¿Que actúan como nosotros? Nosotros cuanto más viejos más pellejos. Si no pensad en alguien que cada día sea más y más gilipollas, ¿A que sabéis a que me refiero? Un niño de 15 años resuelve sus cosas de forma más clara: te llama gilipollas a la cara. Si te tiene que dejar de hablar, lo hace, y no monta esos circos en plan "perdona, no te había visto". Un niño de 15 años tiene muy claro quienes son sus amigos y quienes sus enemigos, y no se pone a hablar con uno que es su enemigo y luego le pone verde por detrás, porque antes le ha llamado gilipollas a la cara y directamente le ha dejado de hablar y de mirar.
Así que señores, dejemos de pensar que por decir esta, tan pronunciada frase, vamos a ser más maduros que el adversario....cada uno tenemos un concepto de la madurez un poco enrevesado, ¿o no? Cada uno de nosotros tenemos cosas que los otros no harían. Porque nosotros, los maduros, somos los más inmaduros que hay. Aprendamos algo de los niños de 15 años.
Bueno,ya sé que anda un poco seca esta entrada, pero ya iré cogiendo ritmo en esto de nuevo y volveré a escribir esas increibles entradas a las que os tengo acostumbrados...Saludos.

4 vueltas más:

Isra dijo...

jajaja
un niño de 15 años te llama gilipollas, y en estos tiempos que corren, uno de 10 te pega un bofetón xD

salud

Realidad dijo...

No sé, a lo mejor maduramos al revés..digo yo, yo que sé!
Un saludo

Anónimo dijo...

No sé, discrepo plenamente contigo. Un niño de 15 años también puede poner buena cara y por detrás ponerte verde. O no es típica la imagen de unos críos marujeando sobre alguien de su grupo que en teoría es su amigo y en realidad les cae como el culo? Y conozco gente de 25 a 35 o más muy sincera que si te tienen que insultar porque no te aguantan lo dicen alto y claro. Tu comentario de esas increíbles entradas me parece un poco de engreído. Tienes alguna entrada algo interesante, pero la mayoría me parecen muy aburridas y desvariadas. Perdón por la sinceridad. Por cierto, tengo 31 años...
Miguel

Antoñito dijo...

Gracias Anónimo, el comentario que hago sobre mis entradas es totalmente irónico. Saludos