12 mar. 2009

El Beso

A nadie se le escapa que el beso es tremendamente erótico. Es sin duda, o por lo menos para mí, el paso más importante para establecer una relación. Es el momento más deseado (tras el coito, obviamente), y es el punto de partida de toda relación. Y es que si no se da el beso, es como si nada hubiera pasado. A mi entender se pueden compartir muchas más cosas sin necesidad de besarse. Bien, supongo que se pueden dar besos sin ninguna intención de tener una relación, todos lo hemos hecho. Pero desde luego se desea, se piensa mucho en el antes en el durante y en el después. Y en el mismo momento de darlo, estás constantemente pensando en hacerlo bien, en satisfacer al receptor. Te preocupas de no mover demasiado la cabeza, o saber cuando hay que parar una fracción de segundo para a continuación seguir dando lo mejor que tienes, y es cuando sacas a relucir toda la batería de técnicas que has ido puliendo tras los años, e incoscientemente piensas: " a ver si esto le gusta, si pasa un rato y me lo repite es que le ha encantado!!!". Preocupación. Más aún si esa persona te interesa sobremanera. Entonces tras el beso se suceden una serie de acontecimientos correctos: educación, miradas cómplices, caricias en la cara, o sencillamente silencio, pensando lo maravilloso que ha sido, o por el contrario lo desastrosísimo que ha sido......que también pasa, y joder, qué mal se pasa ese rato. Ahí queda patente que más que probable ese encuentro no se vuelva a repetir. De ahí la importancia del beso. Puedes desear a una persona con todas tus ganas, estar incluso enamorado de ella, pero si falla en eso.....algo te hace retroceder en ese llamémosle proyecto. Es cruel, pero varios son los testimonios que he escuchado que así lo reflejan. Y no hablemos de si sale mal en la cama.....apaga y vámonos....Leí en un libro de Lorena Verdún que una de las hipótesis del nacimiento del beso se remonta a la antigua Grecia. Se cree que las mujeres griegas metían su lengua en la boca de sus hombres para saborearlas y saber así si venían de las tabernas o no( Dios qué morboooooooooooooooooo.............). Y se vé que les gustó, pues está más que extendida la práctica. Si se quiere un beso puede dar más placer y excitar más a una persona que el mismo acto sexual. Pero para eso hay que estar bien experimentado, pues en mi caso (al menos) no me he llevado a una chica a la cama únicamente besándola los morros....Pero tampoco me la he llevado sin besárselos....Sea como sea, es un momento único, estás totalmente concentrado en ello. Te coordinas a la perfección, cierras los ojos.......y procuras que si los abres que no sea al mismo tiempo que el otro porque no veas qué mal rollo!!!!!! Es como decir: " Hay qué ver que poco concentrado estás". Y claro, y tú piensas: "¿Y tú? No te jode....." Pero vamos, que este mal rollo se va ipso facto, estamos más pendientes de otros menesteres. En la adolescencia es primordial dar el beso. Si no besabas a la chica es que no te habías enrollado con ella, y eso era una putada....buff.....eras el marica del grupo..Siempre se preguntaba: "¿Te las comío? Ahora preguntamos directamente: ¿Te las tirao?...Los tiempos cambian, supongo.
Y en cuanto a la lengua.....qué voy a decir que no supongáis? Porque un beso sin lengua ni es beso ni es hostias. Y verdad es que en mismo momento en que besas estás más que pendiente del momento justo en el que la rozas con la otra. El siguiente paso es detectar cuan es el grado de profundidad a cual la mete el receptor o emisor (según se mire), de modo que si la mete mucho te quedas más tranquilo, piensas algo así como : "ahí está!! A saco! No va pensar que soy un salido por meterla hasta las cuerdas!" Así que si esto sucede, te lanzas más...vas un poco de menos a más, te empieza a surgir la idea de que si la cosa se calienta va a acabar donde quieres que acabe.Pero cuidado!!! Si quieres que sea una relación duradera no peques tan rápido, pues el receptor puede pensar que vas a lo que vas ( y yo dando consejos.....) Me estoy despistando yo creo. Bueno, me salto un montón de preámbulos en el beso en sí, tales como qué movimientos de lengua y demás se suelen llevar a la práctica. Y llegamos por fín a la fase final, en la cual se deja de besar. Y hay que ver qué complicado es dejarlo...A veces sale porque sí, normalmente en un beso puro, de esos que se dan porque sé desea de verdad, no en esos que se dan porque apetece sin más. Pero es en estos en donde está el dilema: ¿quien deja de besar? Tenemos el miedo de que si lo dejas, quedas mal, porque quizá la otra persona quería seguir. Y entonces vuelven las miradas cómplices , esas que preguntan : "¿seguimos?". Pero si no vemos ningún gesto de afirmación, lo dejamos. Y vuelven las caricias y demás. Sea como sea. El beso es una pasada. A todos nos encanta! O por lo menos en la juventud, porque lo que es en la vejez....qué poco se ve. Parece que es que les empieza a dar asco o algo así. O me figuro que se lo guardarán para la intimidad, y no dárselos ahí en los parques delante de toa la peña. ¿Alguien se imagina a unos ancianitos dándose el palo en un parque? Habría qué verlo.Besos para todos!

1 vueltas más:

Fernando Luengo dijo...

Cuando leo sobre un beso, veo un morreazo en una peli u oigo el muack medio saliboso de un beso, fíjate, me salen morritos.
qué bello el ósculo!