16 mar. 2009

El gran día ( y medio)

Y ese gran día era la boda de mi querido Jesús. Tal era la emoción que recorría mi cuerpo que el día anterior me acosté más que temprano para estar a tope al día siguiente y darlo todo! Pero antes de la boda tenía que cumplir con mis obligaciones, el cursillo, que hay que ver como jode que sea uun sábado a las 9 de la mañana, pero en fín. Ahí estaba yo, exponiendo el plan de una empresa que más que probable no llevaré a cabo. Mientras los demás exponían, mi mente se daba un paseo por la imaginación, imaginando cómo sería el gran evento: quién vería, quien no, quien estaría sentado en mi mesa, quien no, cómo sería el baile y tal. Y también pensando en cómo sería el después de la boda, pues me iría de parranda con mi primo que en Mérida vive. Pero las cosas siempre salen como uno no piensa. Así me veo después del cursillo con los compañeros tomando litronas sin parar a la luz del sol. Me había propuesto dejarme un margen de 3 horas para ir a comer y vestirme. Pero miraba el reloj y siempre me decía : 15 minutos más. Y ya tras un esfuerzo sobrehumano consigo levantarme y me voy casa. Me preparo una pizza e intento dormir media hora sin éxito para estar al 100%. Me pongo el traje y me transformo en un tipo de buenos modales, adquiero ciertas poses y gestos que sin el traje no tengo. Me miro repetidamente al espejo y ensayo ciertas posturas. Pruebo a fumar de otro modo, caladas más lentas, o más rápidas? Miro el reloj y me voy pitando. Llegamos al destino. Allí me reencuentro con conocidos que hace siglos que no veo y otros a los que ni me imaginaba ver. Y allí estaba (como no podía ser de otro modo) Jesús. Totalmente engalanado, con una rosa en la chaqueta que le distingue de los demás. Nervioso, excitado, impaciente, pero sobre todo emocionado. Su gran día había llegado. La boda fue al aire libre, civil y cortita, pero llena de momentos preciosos, con mágicas lecturas. Tras esto, la galería de fotos. Cóctel , en el cual estaba el record man de la loncha de jamón más grande de la historia. Miro mi mesa y veo con sorpresa que mi nombre no estaba, sino mi apodo, lo cual me produjo una gran ilusión. Y llega la cena, todo espectacular. Y tras ella el baile. Al principio todo el mundo un tanto parado, normal, no podían con todo lo que habían tragado. Poco a poco las caras se transformaban, más sonrisas, más risas, más jolgorio... Vivan los novios!!! Y tras el baile tocaba ir al foro de Mérida. Allí estaba mi primo, le esperé sentado en una silla con las piernas cruzadas y fumando un cigarrillo, todo muy formal, pues iba de traje. Y advierto que era el único en todo el complejo que iba así vestido, lo cual me daba cierta vergüenza, pero lo aproveché para hacer gala de la educación que finjo con el traje puesto. Total, que no sirvió para nada, pues la borrachera estaba asegurada. Al día siguiente veo dos fotos mías que provocaron algún que otro comentario jocoso. Pero qué más da? Era fiesta qué coño...Y allí estábamos de cañas en el bocanegra, una tras otra. A medida que pasaban las cañas, nuestros estómagos se inflaban e inflaban...más que cañas eran quintales de cerveza. Y yo casi sin dormir. Tras esto intenté dormir un poco para poder viajar en el bus de vueltas sin dormirme y no aparecer en una ciudad alejada de la mía. Sin dinero ni recursos. Dormir........sólo quería dormir.....Pero no había manera. Temeroso de domirme en el bus lo cogí, no me quedaba otra. Al final pude llegar a badajoz sin problemas. Pero al llegar a la cama oh mi sorpresa, no podía domir. He despertado esta mañana sin saber las horas que he dormido, y con un gran cansancio. Y aquí estoy, con un cansancio terrible pero sin sueño alguno. No me duermo. Empiezo a temer que me pase algo parecido a Edward Norton en "El club de la lucha" y empieze a flipar con amigos imaginarios a mi alrededor. Así que escribo, escribo y escribo sin saber muy bien que querer decir pero con la esperanza de que esto me agote y termine así por fín este gran día (y medio), que no parece tener fin y mañana esté en plenas condiciones mentales y físicas para hacer lo que cada día hago, que más bien es el vago...Normal que se me acumulen las horas activas y no tenga sueño. De sueño cambiado nada.

0 vueltas más: