17 mar. 2009

Fiesta (por llamarlo así).

Visto lo visto (que no me duermo) me levanto de la cama y me pongo frente al pc para seguir escribiendo. Y voy a hacerlo de lo que a todos nos gusta: la fiesta...Un día normal de fiesta, como un jueves o sábado normal, se suele hacer primero botellón, me encanta. Vamos todos con bolsas, alguno con una más de la cuenta (cosa que incomoda pero no se llega a discutir). Nos vamos al lugar de encuentro, esperamos que haya buen ambiente, eso sí, procuramos no meternos en la aglomeración. Y empieza el botellón. Al principio te pones tu copa, y empiezas a mirar de un lado a otro, viendo el ambiente. Todavía no hay un tema de conversación que nos envuelva, así que llega el tema inevitable: las clases, los profesores, las prácticas....joder! que estamos de fiesta!! Total, que hasta que no sube un poco el alcohol no empezamos a desvariar y a decir tonterías, que es a lo que vamos, o no? En estas estamos que cuando vamos un poco pasaos nos topamos con alguien a quien hace mucho que no vemos (exaltación de la amistad), pero por regla general las conversaciones son cortas, acabando en un "ya te llamo". Vuelves al grupo inicial y ves que se parten de la risa, así que intentas volver al tema de la conversación. Piensas (deseas) que la cosa tiene que mejorar, que estás de fiesta y hay que pasárselo en grande. Te pones a cantar, primero poco y en bajito, a ver si responden los demás, cuando esto se consigue, son todo voces y desafinos. Pero estamos de fiesta, qué coño. Y cuando estás en el mejor momento, el hielo se acaba, como siempre, empezamos a pedir a la gente, tampoco tienen, llega la hora de irse a un bar, pero a cual? Hay tantos bares como gustos, así que hay que elegir uno que medio nos guste a todos, es decir, el de moda. El que suelo odiar siempre, pero ahí me dirijo con la tropa. La música, patética, el agobio, garantizado, las copas, de garrafón. Cuando por fín consigues entrar se presenta un nuevo reto: dejar la chaqueta a salvo, pero dónde? El ropero te quita dos euros que los prefieres invertir en una birra. Y conseguido esto, la marea. Dejar pasar a la gente, no pasa ni un minuto sin que dejes pasar a alguien, te pisan, te piden perdón pero como pasando del tema. La música te cansa, la bailas por inercia....Ves algún conocido pero prefieres no saludarle por no tener que pasar a través de la marabunta de gente, ves alguna chavala interesante, dos copas más tarde ves a 14, según tu seguridad en tí mismo o te lanzas o no. Realmente pienso que es el objetivo final por el cual salimos, el ligoteo, si no, pá qué coño nos acicalamos tanto? Si esto no pasa seguimos en el estado basal. Finalmente siempre hay algo que te alegra la noche, algún comentario o alguna anécdota (incluso puede que alguna canción, quien sabe?) que al día siguiente la comentas. Pequeñas cosas por las cuales siempre tienes ganas de salir. Encienden las luces, dónde he dejado el abrigo? Reunión final en la puerta del bar, algún "nos vemos en clase" o similares y por fín a la cama....Si la noche ha sido larga y densa durante todo el camino piensas en ella, sobre todo en muchos "y si...". LLegas a la cama y te arropas de cualquier manera. Te espera un domingo largo y probablemente aburrido. Despiertas, le das vueltas un rato al coco sobre anoche. Por fin te levantas y deseas que llegue la hora qué sea pa comer o cenar y hacer tiempo. Pelis, internet, videojuegos, futbol. Domingos, si no sales la noche anterior puede ser un día más que productivo, pero ya llegaremos a eso (en otro post, tengo mucho para dar). En definitiva, al igual que hacen los animales rituales de cortejo, nosotros El Hombre ( y La Mujer, no os ofendáis) salimos de marcha, y este es nuestro moderno ritual de cortejo. Algunos lo llevan al pie de la letra, y digo algunos refiriéndome a los tios, porque hay que ver hasta donde es capaz de degradarse el ser humano...: "Yo soy druida nivel 10", "mi sueño era ser futbolista", "me dejó y ya no creo en el amor" y demás lindeces que a uno le provoca una risa que se tiene que aguantar a lo "La vida de Bryan". Pero peor es aún aquellos que su método es el cortejo animal : esos bailes, esos movimientos de culo que parece una batidora a máxima potencia, esas camisas descamisadas, ese pecho lobo!!! Todo un mosaico de etnias reunidas en un mismo garito. No hace falta hacer un fórum cultural como en Barcelona, te vas a un garito de moda o una discoteca y ves una multitud de diferentes culturas (algunas milenarias) en un momento. Yo no voy de eso, ni de lo otro. Sencillamente no voy. Quizá (más que quizá) por eso no tenga novia, pero prefiero que a ellas se les pase primero la época del cortejo y así no tenga que degradar mi persona por un trozo de pan. He dicho.

1 vueltas más:

Solindonga dijo...

Jajajajajajajajajajajajajaajajajadkñgjshsrihjnj

ME ha encantado. Has definido totalmente un día de "fiesta". Sobre todo el botellón y el bar. Impresionante. Pocas veces he bailado ahí perdiendo el control en un bar, porque suele estar petado y no te puedes ni mover.

Genial, genial.

:)