18 mar. 2009

Sólo es un sueño (parte 5)

Se levanta, va hacia a mi madre, se funden en un abrazo. Mi madre partida del dolor escucha entre lágrimas las palabras que mi padre le susurra al oido. Adivino un "no por favor" en los labios ensalivados de mi madre. Intenta escapar del poderoso abrazo de mi padre, pero no puede. Le golpea con los puños en el hombro, le suplica con sus llantos que no se marche, que no le deje sola. Pero ya es tarde, muy tarde. Se abre el abrazo, se rompe, se miran fijamente y con los ojos se despiden. Una última mirada a nosotros, pequeña reverencia, y se marcha.

-“No papá, no te vayas por favor, no nos dejes solos...Te queremos papá, no nos dejes solos por favor....no te vayas.....”

-----------no te vayas papá, nos nos dejes solos....no te vayas...----------

---------Coño! Dónde.....qué?------------- Advierto que estoy en la cama, totalmente desarropado, encogido, con la almohada fuertemente agarrada con los dos brazos. No hay luz, estoy en mi cuarto, son las 8 de la mañana, sólo es un sueño, un mal sueño.

Este sueño le he tenido esta noche, este post no es producto de mi imaginación. Pero lo aprovecho para adelantarme y felicitar desde aquí a mi padre por el día del padre. Deberíamos todos felicitar al de cada uno pero no sólo hoy, cada día por el regalo mágico de la vida que nos han dado. Más que felicitar, agradecer. Este es mi pequeño homenaje al hombre que me dio mi primer apellido, el cual le llevaré siempre con orgullo, al igual que su nombre y apodo.

Felicidades papá.



0 vueltas más: