22 abr. 2009

Cristal de autobús (te lo prometí Jorge)

No recuerdo bien cuando entró la moda de llevar gafas de sol similares a los cristales de autobús. Recuerdo que fue un poco de la noche a la mañana, y sus grandes impulsores fueron las "estrellas" de OT de la primera campaña. Y ya se sabe, lo que llevan los ídolos lo llevan los fans. Tal que la revolución fue inmediata. De un día para otro te encuentras con centenares, que digo centenares, millares! de jóvenes con unas gafas que apenas dejan ver el labio inferior de su rostro. De ahí la revolución. Miles de jóvenes con rostro más que poco agraciado vieron en este complemento una herramienta de cortejo muy útil. Por fín podrían disimular esas imperfecciones que tanto les acomplejaban. Es más, con ellas se les creaba a su alrededor una aureola de misterio y sensualidad que les hacían más interesante. Y hoy en día ser interesante arrasa! Y es que con esta herramienta se guarda uno mucho su intimidad. No deja ver por completo el estado de ánimo de esa persona. Se puede intuir por el labio inferior, pero sólo intuirse. De modo que la primera impresión está garantizada. Así, esa persona retraida, acomplejada por su rostro se transforma en algo más. Se siente imparable, sus gafas le amparan, es el rey (o la reina) del mambo. Sonríe más, se atreve con todo, está más animad@. Siente que toda la ropa que lleva le sienta de maravilla. En su ritual preparatorio adopta diferentes poses, diferentes ángulos de visión, cabeza más o menos erguida, festival de fotografías y a triunfar!. Sale, aún hay luz y las gafas siguen pegando. LLega la noche pero aún mejor: la oscuridad, la confusión y las gafas son un buen cóctel afrodisíaco. No puede fallar, es su mejor arma. Con ella está segur@. La música es para él, baila, hace el ridículo pero no le importa, las gafas le ocultan, así que sigue bailando, muestra la armonía de sus movimientos de cabeza de un lado a otro engalanados por la belleza de sus gafas, canta, abre mucho la boca, el blanco de los dientes resalta sobre el oscuro de las gafas, y él lo sabe, lo explota al máximo. Se fija en los demás, se compara, mira pero aparentando mirar, sabe que puede fijar la mirada sin problema. Llega el momento de ligar, los esfuerzos por llamar la atención han dado sus frutos. Ahora no puede fallar. Por nada del mundo las gafas se va a quitar, pues es consciente de que su éxito se puede derrumbar. Se acerca, baila alrededor, meneo de cabeza de un lado al otro, morritos, palmas al son, apariencia festiva, leve insinuación y por fín:

- Menuda se está liando hoy aquí eh? - Sí, me lo estoy pasando genial... - Me llamo Risto, y tú? - Martirio, vienes mucho por aquí?

Festival de sonrisas, muecas, morritos, bailes nuevos, biceps, triceps, cuádriceps, sentaditas, etc.

------vamos a la calle----------
- Por aquí, conozco un rincón donde estaremos a gusto...
----------------------------------------------------------------------------

----ay quítate las gafas que me nos las vamos a estropear----

- Eh? ....Bueno.....por qué no te las quitas tú?

Ciertamente estos modelos de gafas se han llevado la palma. Desde mi humilde opinión han valido para eso, para que los menos agraciados se vean más favorecidos. Y es que todos tenemos imperfecciones en la cara, pero ocultarlas no hace más que mostrar nuestra propia inseguridad. Yo no gasto de estas gafas, gasto de las graduadas transparentes por lo que entre estas y las de cristal de autobus prefiero las mías. No digo que alguien las lleve únicamente porque le guste, que seguro, pero también aprovecha este potencial. Yo por si acaso recurriré a la típica frase de : "Me suena tu cara", a la que añadiré: "Te puedes quitar las gafas?".

Estas son las impresiones que recogí acerca de este complemento el día de la fiesta de la primavera en Badajoz. Miles de jóvenes disfrutando de la mejor fiesta universitaria del año, que en mi próximo post intentaré decribir lo mejor que pueda que fue lo que ví. Y en ella uno de los temas de conversación fue este, con mi querido Jorge, al cual le prometí escribir en el blog de ello.

Va por tí maestro!

9 vueltas más:

Josito dijo...

Una de las mejores fiestas del año.
Me acuerdo que siempre me lo pasaba fenomenal. Un saludo.

Stanley Kowalski dijo...

Aguda observación sobre una de las modas que más perdura. Me encantó.

Muchas gracias por el amable comentario que me dejaste, sos muy cordial.

BESOTES

Edmond dijo...

Eso no son gafas, son caretas. Las odio. Es una de esas modas que miro sin comprenderlas bien. A mi me gusta mirar a los ojos de la persona con la que hablo, no a un par de cristales oscuros. Una tontería de moda que retratas muy bien.

Anónimo dijo...

Bravo! La verdad es que los que como tú y como yo, si mucho defecto en la cara (...) no necesitamos escondernos. Hay que entender a lo poco agraciados, jajajaja! Buen estudio sociológico el que haces en las fiestaaaaassss! Al final van a dar más fruto del que yo pensaba. Ana.

Menda dijo...

Jjajajajaja, no es mi tipo de gafas, pero bueno, están de moda de nuevo.....

lys dijo...

Yo también creo que esconderse detrás de unas gafas exageradas esconde problemas de inseguridad, convertirse en calcomanías es un mal de adolescentes, lo que pasa es que hay quien no crece.

Me ha encantado tu manera de describir la situación.

Un beso.

LatitadeAlmendras dijo...

Pues yo uso gafas de sol de esas grandes, si. Parezco una mosca con ellas puestas, pero me gustan. Eso sí, no siento nada de eso que describes en tu entrada. Ellas me permiten abrir los ojos y dejar de fruncir el entrecejo, y así poder quitar la cara de estreñía que se me pone cuando me molesta el sol. Tampoco las llevo puestas constantemente. Ya sabes, las miradas son importantes.

¿por qué te ha sonao chungo el "verde q te quiero verde"? jajaja

un beso!

Sinfónica dijo...

Anto! (te puedo decir asi?)
nunca había visto un analisis tan profundo de las gafas! jajaja flipe, como se dice en tu tierra, jeje, pues te vale decir que las llevo porque me molesta el sol en los ojos?

Patricio dijo...

yo no las uso! realmente no me quedan bien.. pero reconozco su utilidad y su aporte a la buena apariencia de muchas personas..
en fin..gracias por pasar y comentar.. un abrazo grande

Voces