8 sept. 2009

Flechazo musical

Seguro que alguna vez os ha pasado que la primera vez que escuchais una canción os ha gustado. Es raro que esto suceda, pues hasta que no la escuchas varias veces no le pillas bien el ritmo y la intensidad. A mí este verano me ha sucedido con una canción del grupo Jet, titulada Shinny magazine. Un buen cliente de mi bar (poco a poco voy desvelando más datos sobre mí....) me pasó música para este verano, y no dudé en hacer rápidamente una lista de reproducción totalmente aleatoria con la música que me prestó, de modo que ahí andaban mezclados Abba(qué grandes...), Bob Dylan, Julieta Venegas y los Guns and roses...entre otros.....menudo mejunge hice en poco rato...El caso es que la mezcla funcionó, y tenía sentido y todo los cambios de música en esa lista; es más, algunos clientes me decían que qué buena música tenía en el bar, y yo qué cara de tonto feliz ponía...Pues entre estas canciones aparece la que hoy protagoniza este post. Cuando la escuché recuerdo que dejé momentáneamente de poner vasos con hielo y me quedé mirando al horizonte, con el ceño un poco fruncido a modo de concentración total, levemente encorvado debido a la altura de la cubitera y respirando plácidamente...Me invadió el cuerpo como una oleada de paz infinita, sentía la necesidad de preguntar a todo el mundo si estaban escuchándolo, que lo aprovechasen! Y cada noche de este verano, deseaba que llegara el momento de sonar esta canción. No quería ponérmela la primera, pues no me pillaría de imprevisto, y así el efecto placentero sería mayor. Qué tiene esta canción? No lo sé, pero sólo pienso en que quiero cantarla. Empieza muy lenta, tranquila, queriendo ser una canción melancólica, pero sin llegar a serlo, se queda en un precioso punto medio entre la melancolía y el romanticismo. Lo mismo no tiene nada de romantica la canción, pues no tengo ni idea de inglés y lo mismo dicen las cosas más obscenas permitidas en la música. Pero a mí el entender las canciones en inglés me da igual, pues siempre las he escuchado de modo que he interpretado la voz como un instrumento musical más, un instrumento que tú mismo puedes tocar, y por ende alcanzar más y mejor el clímax, y qué mejor instrumento que la voz, que tu propia voz...con la que sueltas todo el sentimiento que tienes en lo alto...Me desvío, voy a seguir con la canción. Por cierto, la frase "por ende" me encanta! A partir del minuto 1:42, hace digamos un aumento en el ritmo que te pilla por sorpresa (a vosotros ya no, claro) que te hace abrir la boca para seguir la canción sin querer, y es en este momento cuando ya yo me imagino en un escenario, sentado en un taburete, con los pies apoyados en él, con una chaqueta de cuero al estilo Dr. House,vaqueros algo desgarrados y zapatillas de vestir, tocando una guitarra acústica y percibiendo el cálido rugir de la masa espectadora, notando como todas las voces se vuelven una sola, sintiendo como la magia de la música hace comunicarse al ser humano traspasando cualquier barrera social, ideológica o religiosa...en definitiva, la mayor expresión de la celebración de un sentimiento común. Ya en el minuto 2:38, llega el otro gran momento de la canción, otro aumento de ritmo que te vuelve a dar esa sensación única, que te impulsa a cantar con todas tus fuerzas, arriesgándote a quedarte afónic@, pero da igual, ese momento es único, y tienes que aprovecharlo...aprovechar que por tu cuerpo corren rios de buenas vibraciones, que tus ojos brazos, piernas no responden a órdenes directas, se dejan llevar por un orden superior pocas veces alcanzable. Lástima que no todas las canciones nos toquen la fibra sensible tan rápido, no creéis?. Y una vez acabada la canción te deja esa sensación de que ha sido corta, que querías más minutos de canción. Y piensas en Bogart en "Casablanca" diciendo aquello de "Tócala otra vez, Sam". Que la música no pare, por favor.

10 vueltas más:

Stanley Kowalski dijo...

Buenísima la canción! Sabés que a mí me pasa lo mismo que a vos? No tengo la menor idea de inglés; y siempre escuché canciones cantadas en inglés. Me pueden estar insultando, que yo, mientras me guste la música, soy feliz.

Muchas gracias por la visita, querido amigo!

UN ABRAZO!

LatitadeAlmendras dijo...

hijo! jaja que pasion por la cancion!

la verdad es que a mi ni fu, ni fa. por lo menos a la primera no.

es genial cuando descubres una cancion nueva que te flipa. si, si.

Edmond dijo...

Pues a mi me ha sucedido lo mismo con esta canción, tengo que reconocerlo. Ni tengo ni idea de inglés ni de música, pero supongo que los que la han hecho dan las notas justas para que produzca en el cerebro la reacción deseada.

Menda. dijo...

Que no pare nunca la música, por favor!
Bienvenido.

mi nombre es alma dijo...

Que no pare, no.

Que pasión demuestras por la música, me gusta.

Saludos

Solindonga dijo...

Es que es muy buena! A ver si sigue desvelando datos de usted :)

Stanley Kowalski dijo...

Querido Toñito, primero gracias por la visita. Encontrar esas fotos me llevó largas horas en Google, no sé si hay otra manera más fácil y rápida de encontrarlas. Es decir, si buscás fotos menos conocidas, como las mías; las más famosas y vistas se consiguen mucho más rápido.

BESOTES HERMOSO!

estoy_viva dijo...

Dandoles vueltas pienso:
La amistad auténtica es aquella que sin sentir aversión por nadie, prefiere a unos pocos por la medida de sus méritos y virtudes y dentro de esos pocos hace de nuevo una selección para exaltar a los que ocupan el primer lugar en su corazón.
Gracias por estar ahi amigo virtual.
Con cariño
Mari

lys dijo...

Viva el amor en la música, y la música por la música.

Un abrazo

Josito dijo...

Buenísima canción.
A mi me pasa a veces que escucho una canción y pienso "ésta va a ser número 1"... y muchas veces acierto.
Saludos.