6 abr. 2009

Condicionamiento sexual

-" No, la verdad es que soy virgen, siempre lo seré. Me corté el pene en un extraño accidente a los 9 años".
-"Sí claro...."
- "¿Quieres verlo?"
- "Sí , enséñemelo...........ah! Joder! Oh Dios!"
-"Y te diré que el mundo es algo muy distinto cuando no te pasas la vida pensando contínuamente en el sexo o respondiendo de forma sexual ante todo".
- "Ya, supongo que debe de serlo.......¿Espere y
cómo lo sabe? ¿Cómo puede saberlo si nunca lo ha tenido?"
- "Empiezas a pensar".

Película Interstate 60.

Esta película jamás pasará a la historia por su calidad, pero este comentario me hizo pensar mucho acerca de nuestra forma de actuar según el sexo. Y cierto es que respondemos a todo de forma sexual. Por ejemplo, las redes sociales. En ellas es más lógico ver que un chico tenga más amigas agregadas que amigos. Y en el caso de las chicas al contrario. En este mundo del blog, al cual pertenezco hace poco, también me he dado cuenta que ciertos blogueros sólo participan o escriben su comentario en el blog de determinadas blogueras. Y esto es sólo internet. En la calle pasa contínuamente. En una reunión cualquiera puede existir la posibilidad de conocer gente nueva, tanto de tu mismo sexo como del contrario. En el momento en el que se establece una conversación entre estos nuevos conocidos, la conversación puede tener éxito o no en función de con quien la mantengas, pero más probable es que lo tenga si es entre personas de sexo opuesto. Raras veces una conversación entre desconocidos tiene éxito si ambos son del mismo sexo. En estos casos las conversaciones se vuelven triviales, se buscan los temas comunes tales como deportes, música y cine. Pero entre personas del sexo contario se busca tener una conversación amena, en la cual se de a relucir todo el potencial atractivo de ambos: gestos, miradas, expresiones, elocuencia, cultura, etc. Estamos totalmente condicionados. El deseo de conquistar al otro es innato. Este mismo impulso, deseo, sucede en un grupo de amigos de toda la vida. Dos amigos del mismo sexo pueden tener una conversación normal, distendida acerca de un tema en particular, sin embargo cuando se trata de amigos de sexo contrario la conversación torna en algo más jocosa, divertida. Se tiende a sorprender, a pesar de que no exista un interés sexual en la otra persona inconscientemente respondemos de manera diferente, le damos otro enfoque, otra mirada menos natural a como lo haríamos digamos en condiciones normales. Buscamos hacer gracia, divertir a la otra persona, procuramos que no haya ni un sólo segundo de silencio, incomodísimo segundo de silencio. Pues está en nuestra naturaleza, en nuestro instinto animal ser así, erigirnos como el macho dominante o como la hembra mejor capacitada. Una vez leí un artículo ciertamente curisoso que decía que los hombres gesticulaban menos dolor en un pinchazo si se trataba de una enfermera guapa quien le administraba el pinchazo que si se trataba de una enfermera no tan agraciada. A esa enfermera/médica/ATS probablemente no la volverían a ver en la vida. Es más, si volvieran a verla casi con toda seguridad ella no se acordaría del paciente. Pero ahí está el deseo, el impulso de llamar la atención, de conquistar. El impulso nos ciega, no nos hace pensar con claridad, respondemos instintivamente, sin pensar en las consecuencias, en las posibles malas consecuencias que ello puede traer. Quizá exageremos tanto nuestras respuestas, nuestros gestos y habilidades que perdamos toda credibilidad o el buen juicio del otro. Por eso yo procuro no pensar con mi miembro viril, pues puede jugarme una mala pasada. Siempre procuro hablar con una chica sin que mi condición de chico altere mi manera de expresarme y decir las cosas. Pero noto como cambio en el momento en el que otro chico entra en escena. Si se añade otro chico a la reunión es como si cambiara de estrategia, a pesar de que no tenga interés en la chica, porque quiero ser el que destaque, que ella se fige en mí por encima del nuevo. Yo lucho contra todo esto, no quiero estar condicionado por la sexualidad, quiero pensar siempre con claridad, no tener que hablar más educadamente ante una chica que ante un chico, no ser más amable o menos, expresar mis sentimientos y emociones por igual.....Los ángeles tienen suerte.


8 vueltas más:

Stanley Kowalski dijo...

Pues vas a tener que luchar mucho, pues la sociedad es férrea en sus condicionamientos, y en cierta forma, vos querés ir contra la corriente.
Lo tuyo es muy difícil, pero no imposible.
Me gustó muchísimo tu post.

Gracias por el comentario que me dejaste, sos muy amable.

BESOS

Solindonga dijo...

Me parece estupendísimo que intentes no pensar con tu miembro viril.

Sin embargo, yo creo que las converaciones entre chicos resultan más animadas que chico-chica. Es decir, a la vista está la facilidad de los tíos de haceros amigos. Otro gallo canta para las mujeres, que no solemos caer mal entre nosotras.

Vida, vida...

maloles dijo...

Imposible.
SOn hormonas e impulsos naturales.
Uff... yo creo que no hay nada más fuerte que eso.

Y sí, la vida hay que comérsela con patatas, y no hay que dejar que otros la vivan/preparen/monten por o para tí.


Muas!

Menda dijo...

Pues te va a resultar complicado, eh?
Y los ángeles no tienen suerte.Lo que tienen es una desgracia, ajajajaj.

Josito dijo...

Amén, no me creo la última parte, pero amén! De todas formas, como dice solindonga yo he tenido cnoversaciones muuuy interesantes con chicos, aunque siempre me interesa más tenerlas con las chicas! qué le vamos a hacer, ley de vida, además así todo es mejor más gracioso y lúdico, ¿para qué si no estamos aquí?

Sinfónica dijo...

lo de ser distinto ante cada sexo creo yo solo ser cortez, no hablaras o me trataras como a tus colegas amigos no?, no seria muy amable o dulce de tu parte dame una palmada en la espalda cuando me veas, por eso hay diferencias en la forma de expresarse ante los distintos sexos, es mi humilde forma de ver las cosas, ahora bien, si creo que este mundo esta cada vez mas enfermo y psico, y te lo digo yo que he tenido unos dias de hace nada y de ver muchas peliculas sola en mi habitaciòn, dos cosas te pueden pasar con eso, una... olvidarte que hay una realidad afuera y cuando salgas ser mas perseptiva a muchas cosas del comportamiento humano, y dos, empezar a crearte tu vida a travez de lo que veo encerraùltia en mi habitaciòn, cosa que no es buena puesto que lo ultimo que he visto no ha sido muy normal, decente, o tradicional por decirlo asì.
Hace poco vi un documental en Mtv que hablaba de la sociedad en EE.UU, que todo estaba siendo muy sexual, los spot publicitarios, las peliculas, los programas, la televisiòn, etc.
Creo que los dos extremos son malos, la opresion y la censura y el como decirlo... poco creiterio para mostrar cosas.

Elena dijo...

El instinto animal, supongo, sobrevive por mucho que nos creamos "civilizados".

estoy_viva dijo...

Tienes suerte de no pensar con tu miembro porque mucho lo hacen y es cierto que en blog de chicas hay mas chicos o al reves, aunque en mi eso no es asi, entro leo me interesa lo que escribe lo que me aporta sin importarme de que sexo es, porqur mi interes es simple la de disfrutar de una buena lectura sin mas pretensiones.
Con cariño
Mari