17 feb. 2014

"Estás más gordo ¡eh?"

Tu puta madre....¿No te jode?
Sí queridos bloggers (ya ni estaba seguro de cómo se escribía esta palabra...), empiezo agresivo. ¿Que por qué? Seguid leyendo...y lo sabréis.
Bueno, han pasado dos años y tres meses desde que escribí la última vez. Y todo se ha debido a que mi estresante curro no me ha dejado: soy asesor inmobliario, vendo pisos.
Antes yo era una persona feliz, comía y bebía a mi antojo, luego me iba al gimnasio y perdía el exceso, escuchaba música, veía películas, jugaba al fútbol, salía por las noches (joooooder...cómo será eso ahora...) y un largo etc. de ocio y socializarse en general, para qué complicarme más en intentar explicarlo. Mi curro, es una mierda, echas más horas que un reloj y no señores, no, no se gana mucho dinero, a no ser que por causas del azar te entre una cartera genial y lo vendas casi sin querer. Pero no hablo de eso, hablo del tiempo, del tiempo en segundos, minutos y horas, no del tiempo que describe mi admirado Maldonado, no. Del tiempo de vida, ese tiempo que no tengo. Me levanto, a trabajar, vuelvo de trabajar, a dormir. Y se acabó. No hay más. Los fines de semana se me pasan planchando, limpiando, comprando y poco más. Y como no gano dinero, no puedo contratar a una señora de la limpieza, aunque sea. Es más, comparto piso, para que os vayáis haciendo una idea. En definitiva, no tengo tiempo ni dinero. Pero sólo quiero hablar del tiempo. Y es que por la mierda de horario que tengo, no puedo ir al gimnasio, o abren muy tarde, o cierran muy temprano para mi horario. Y no puedo, no puedo ir. Así que claro, he ido engordando. Y si una racha por lo que sea he podido ir, al poco lo he tenido que dejar. Por tanto, adelgazo, y vuelvo a engordar. Y por tanto tengo que escuchar más veces de lo normal esa típica frase que lleva por título esta entrada. Y me jode mucho, mucho que me la digan. Y todo por mi trabajo, que me quita tiempo de vida, ocio y diversión.
El "Antoñito" majo, gracioso, simpático, ingenioso, inteligente y un largo etc de halagos ha pasado a resumirse en un único halago: GILIPOLLAS. Y si lo digo yo de mí mismo, será que algo grave me está pasando, pero es que es así. Me he convertido en un gilipollas de puta madre. No me culpo, no es por mí, es este ambiente de alimañas y maleducados e irrespetuosos que me rodean día a día que hacen que tenga ganas cada día de mandarlo todo a tomar por culo. Cada día tengo más ganas de decirle a la gente: "Si no lo quieres así, te jodes", cada día con más ganas de decirle a la gente "Quien avisa no es traidor", de decir "Vete a la mierda", y así un largo etc de improperios y como aquel dijo en su día y tan famoso se hizo "descalificaciones". Y que los den por culo a todos.
Alguno dirá: "Así es la vida Antoñito", pues yo le contesto: " ¿Acaso quiero tu opinión, payaso? "
En fin, que estoy de un odio profundo con todo lo que me rodea, estoy muy estresado y salto con nada.
Así que ahora, tras un largo período de letargo, vuelvo a usar el blog, porque estoy seguro que me será de terapia, y por supuesto, vuestros blogs......también.
Oye, que nadie se sienta ofendido que no va por ninguno de vosotros ¿eh?
Un saludo
pd: he buscado una foto de un gilipollas por internet, pero no, no hay nadie que a día de hoy esté a mi altura. Así que mejor no desprestigiar.

0 vueltas más: